miércoles, 11 de junio de 2008

¡Yo quiero un bodorrio!

Tengo una amiga que se quiere casar. Bueno, en realidad, lo de casarse o no, le da lo mismo, ella lo que quiere es montar un bodorrio. Ya lo tiene todo pensado. Como es tradición, llevará algo nuevo, el vestido ( y los complementos, y el can-can, y las joyas…), algo azul ( los cardenales que se hará cuando se caiga por pisarse el vestido con los tacones) y algo prestado: el novio. Ah, no, si ella “eso” ya lo tiene, si la de los novios prestados soy yo. Ehhh, bueno, ya le buscaremos algo. ¿Tenéis un boli? ¿Eso servirá? Como tendrá que firmar… Quiere casarse en un castillo, y hacer un convite en un restaurante moderno en el que pongan cosas como… esta nueva moda que hay ahora de hacerlo todo con cebolla caramelizada, que yo me pregunto cómo se hará eso. O mejor aún, qué demonios será eso, que lo ponen con carne, con pescao, con dulce, con salao… Es lo más novedoso, lo ponen es los restaurantes más chic, que lo sé yo, que lo he visto en los carteles, cuando paso por la puerta de alguno. Mi bolsillo es que es más de menú.

Esta amiga mía es de Toledo… pero… bola, bola, bola. Se las da de finústica, ella, mucha peluquería, mucha ropita mona, así muy delgadita, muy señorita… y luego te dice cosas como: pero chiiiiiiiiica! Ande vas? O… Jopeeeeeeetas, machomen!

No se le ha ocurrido otra cosa a la… mooooooooooooooooza, que nombrarme la responsable honorífica de vestuario de su boda, encargándome la misión especial de que nuestro amigo Emilio vaya vestido, peinado y aseado acorde con el evento. Nuestro amigo Emilio, es el hippie del grupo : vive básicamente del trueque, él te canta una canción con la flauta y tú le das una monedita. Cuando se mancha la ropa le da la vuelta. No tiene casa, él vive libre. Y lleva unas rastas muy largas, con sus piojillos y todo. Es curioso lo de nuestro grupo… Una pijilla de segunda, un hippie itinerante, Antonio, que se ha marchado a vivir a Irlanda… y yo. Anda, que vaya panda… Cuando íbamos por la calle, nos llamaban The four cats. Esto es en inglés. En español, Los cuatro gatos. Pero vamos, entre que uno vive fuera, el otro no vive dentro, la otra vive en el trabajo… me lo paso pipa conmigo misma! Hombre, Ana, que alegría verte… nos damos un paseo? Pues… sí, yo también me alegro de verte… en el espejo… y lo del paseo… pues… vale, qué remedio!

Bueno, a lo que iba, lo de la boda. Yo he decidido que no me voy a casar. O, tal vez sea que lo habéis decidido vosotros, hombres del mundo…? La verdad es que lo pienso, y no me siento motivada. Si hay algún hombre que merece la pena, no me hace caso. Si me hace caso, no merece la pena. Y si merece la pena y me hace caso… luego va y me deja el condenao! Pero en realidad, para ser sincera… no ha nacido el hombre que a mí me merezca. No, no ha nacido. Y si nace a partir de ahora… me va a dar grima. Es que serían más de veintiséis años de diferencia. Me imagino la situación: ay! (mini)-cari… cuánto te quiero… y él me respondería: teeeeeeta. ¡dioooooooooooosssss! ¡podría ser mi hijo! Buf, sí lo tengo complicado. Tendría que ser más madurito. Así como de treinta, treinta y cinco… anda, joooo, déjame que te toque la teta, venga, porfiiiiiiiii, que mira cómo estoy… sigue siendo joven. Vamos a probar con uno de cincuenta: oooooooooh, una teta. No, no, demasiado emocionado. Uno de… setenta… anda, maja, cógeme un poquito el bastón, que te toco una tetilla, si es que no se me cansa la mano antes.

Creo que no me casaré. Ya he sufrido mucho. Pero desde luego, si algún día lo hago, no haré un bodorrio. Me casaré en vaqueros, y estaréis todos invitados a comer tortilla en el campo.

6 comentarios:

California dijo...

Me veo en la obligación de contestar...sí..lo confieso, me siento "aludida".
A ver.. a ver.. como decirlo; Yo no quiero un bodorrio, quiero una boda.. así, sin más (aunque creo que aun no es el momento; y también creo que me da miedo solo pensarlo)..en cuanto a lo del castillo, ya sabes que siempre me gustó sentirme princesa..y de lo de la cebolla caramelizada.. imagino que podré prescindir de ella (aunque está tan rica..); vamos que a lo que voy.. q me lío... el caso es que a ver que va a pensar la gente que lea esto (entre ellos mi querídisísimo Javi ; "no te asustes Churri.. ya te lo explio yo"), que van a decir.. "jolin con la pija de segunda.. pues si que la gusta dar el cante" jejeje..
Y nada... que una vez más... me alegra "leerme" entre tus entradas y que mucho ánimo con esto de "tu blog" que lo estás haciendo mu bien y que si lo están leyendo, Un Abrazo Enorme a mi Antonhy y a mi Emi y en Especial para Tí!!! Eres Irrepetible (y lo sabes)...
Muakis!!!

Masakoy dijo...

Hola chica chic!

Como entro en la franja de Gaza y en la de los 30-35 te puedo presentar a unos amigos que tal vez puedan ser merecedores de ti... Yo es que ya toy mayor, tu ya sabes...

Lo de la boda, que sea a la italiana. Novio, novia, invitados y una masacre en el brindis. A tomar por culo todos y más aire para el resto.

Tu ya sabes, mi sociabilidad depende del día, aunque me he pasado al carreflus.

Besos y... pásatelo bien escribiendo

ana dijo...

No hace falta que me presentes a nadie, Edu, no quiero saber nada de hombres. Era broma lo escrito, no quiero sufrir más. La boda será una pijada, si es que algún día se casa. Ójala tuviera más tiempo para plasmar mis tonterías...

ana dijo...

No hace falta que me presentes a nadie, Edu, no quiero saber nada de hombres. Era broma lo escrito, no quiero sufrir más. La boda será una pijada, si es que algún día se casa. Ójala tuviera más tiempo para plasmar mis tonterías...

ana dijo...

No hace falta que me presentes a nadie, Edu, no quiero saber nada de hombres. Era broma lo escrito, no quiero sufrir más. La boda será una pijada, si es que algún día se casa. Ójala tuviera más tiempo para plasmar mis tonterías...

ana dijo...

que poquito controlo...